Historia de la Autoprotección Operativa

¿Qué es la Autoprotección Operativa?

La Autoprotección operativa (también denominada programa KOKORO SD ) es un mix de artes marciales, con un programa propio y unas estrategias de intervención basadas en otras conocidas y adaptadas con el objetivo de que cualquier profesional de seguridad (sea body guard, policía, militar u otros cuerpos similares) optimicen derribos, conducciones, detenciones, enfrentamientos a cuchillos/machete, trabajo en equipo, luchas contra mayor numero de oponentes, y minimicen perjuicios legales (principalmente contexto legal español, que es especialmente restrictivo).

Este compendio nace como condensación de cursos impartidos desde el 2000 hasta el 2014, cuando se imparte el primer seminario bajo su nombre específico, acuñándose ya esta denominación. A partir de ahí evoluciona más rápido y se configura la riqueza en su programa con cada seminario y público al que se imparte (Porteros, Vigilantes, Policías Nacionales, Mossos, Policías Locales y dojos con inquietudes y diversidad en su práctica de artes marciales.)

¿Por qué la Autoprotección Operativa?

Este mix no intenta ser original, ni definitivo, es un intento honesto (una «tierra de nadie», ya que no está limitado por ninguna regla, tradición ni federación) en constante evolución de hacer una compilación de técnicas que maximicen, y claro, a veces no basta recopilar, hay que cambiarlas y adaptarlas. Por supuesto -al depender totalmente de los conocimientos de su creador- no incluyen una revisión profunda de todas las artes marciales, sino una purga y adaptación de su propio background.

La gran diferencia con otros estilos y artes marciales de similares aplicaciones (Krag Maga, y otros sistemas policiales y militares etc.) es que no incluye manejo de armas de fuego en su temario (solo desarmes de pistola y revolver cuerpo a cuerpo). Como contrapartida, se basa en técnicas demoledoras, un elevado conocimiento del cuerpo humano y de las reacciones del oponente, lo que le hace estar en un punto medio entre “rancho para todos y delicatessen gourmet” en términos de dificultad de aprendizaje y nivel técnico. Esto es porque la Auto Protección Operativa nace de la necesitad de conciliar la defensa personal policial con otras artes marciales enfocadas a armas o eliminación del adversario, que gozan de elevado nivel técnico cuya eficacia descansa precisamente en tener una altísima destreza.

Como gran parte de los profesionales que necesitan esta destreza no disponen de todo el tiempo y recursos para alcanzar este alto nivel se hacen pequeñas adaptaciones, sin llegar al “rancho para todos” (que no supone ninguna superioridad para adversarios de tamaño superior y mínimamente preparados), que ya se cubre con otras artes marciales.

Algunos videos de cursos de Autoprotección Operativa impartidos: